• La colocación de tejas 

 

  • Lo primero que se debe hacer es colocar un andamio y al subirte cumplir con la normativa y utilizar arneses de seguridad.
  • Se coloca unos rastreles o base o guía realizada con listones de madera de manera perpendicular a la máxima pendiente. Tienes que tener cuenta el tamaño de las tejas y los apoyos que van a necesitar para poder encajarlas perfectamente.
  • Es necesario para el tipo de teja elegido utilizar doble rastrelado sobre la cubierta
  • Una vez ralizado este paso, lo siguiente que se tiene que hacer colocar la teja y clavarla a los rastreles. Dependiendo de la inclinación del tejado se debera clavar todas o una de cada cinco tejas. El resto de tejas lasse ira colocando a modo de puzzle. Para poder clavarlas las tejas vienen provistas de un agujero a medio abrir y dependiendo de la dureza de la misma puedes abrilo con una punta o se tendra que utilizar el taladro.
  • Opcionalmente se puede colocar una base que simula un tejado que se puede encontrar en cualquier centro de bricolaje y situar por encima el rastrel. De este modo conseguirás una mayor impermeabilización. Colocando las tejas con la técnica del doble rastrelado conseguirás una cámara de aire con la que see aislara térmicamente y no se tendran subidas o bajadas de temperaturas muy bruscas en el hogar.

Los beneficios de clavar las tejas

La ventaja principal de clavar las tejas frente a pegarla con montero es que en caso de gotera el agua se escurrirá y no calará imediatamente. En el caso de haberla pegado, en caso de rotura de la teja te costará eliminar la gotera. Si piensas que económicamente te será más barato pegarla con cemento que utilizar rastrel, en el presupuesto final no apreciarás mucha diferencia y el resultado de uno frente a otro es abismal.